viernes, 12 de diciembre de 2014

Pastel serrano con setas y piñones en microondas #EstucheLekue


Como algunos vosotros ya sabéis según este post que publiqué hace poco, estuve en un sesión gastro-culinaria organizada por la marca Lekué en Madrid, nos dieron consejos y trucos para cocinar con los estuches al vapor en microondas. Una forma muy sana de cocinar. En el evento nos animaron a cocinar en casa con los estuches con los que fuimos obsequiados y nos propusieron el "reto del estuche de vapor con Lekué", osea cocinar con el estuche de vapor una receta a nuestra libre elección y aquí tenéis la mia: Pastel serrano con setas y piñones, una receta fácil y rápida, gracias al tiempo que nos ahorramos cocinando con microondas y lo más importante sana, ya que cocinamos al vapor. ¡Espero que os guste!


Ingredientes: 
250 gr de setas 
1 cebolla grande
2 cucharadas de piñones
3 huevos
1 brick pequeño de nata para cocinar (200ml)
1 locha de jamón gruesa
Un chorrito de brandy de jerez
Pimienta negra recién molida
Tomillo y romero
Sal 
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
1. Pelar y cortar en dados la cebolla y las setas.
2. Disponer las setas en el fondo del estuche de vapor de lekué y cocinar en el microondas unos 5 minutos, añadir la cebolla, el tomillo y romero, el brandy y salpimentar. Dejar cocinar unos 3 minutos.
3. Picar muy finamente la loncha de jamón serrano.
4. En una sartén echar un chorrito de aceite de oliva, calentar, dorar un poco el jamón serrano y los piñones. Cocinar todas las verduras del estuche en la sartén a fuego medio alto durante unos minutos. Conseguiremos así darle un poco de color y que los jugos se evaporen para que no tenga un exceso de agua y quede mal el pastel.
5. Batir los huevos, mezclar con la nata, añadir la mezcla de la sartén y verter de nuevo en el estuche de vapor. Cocinar en el microondas durante 8-10 minutos, dependiendo de la potencia de vuestro microondas.
6. Servir y listo.

Consejos: El objetivo de pasar las setas y la cebolla, a parte de dorarlas, es para consumir todo el exceso de jugos, para que el pastel no quede aguado y evitar así que quede mal.
Se puede consumir templado o frío, en casa nos lo comimos templado, pero eso lo dejo a vuestra elección.
Esta receta se podría hacer en el horno igualmente, pero variaría el tiempo de cocción, que sería superior al cocinarlo en microondas.