sábado, 15 de noviembre de 2014

Paté de higados de pollo


Siempre me han encantado los patés desde que era pequeña, aunque es curioso que el hígado no suele gustar a los niños en patés o foies les encanta. Es un alimento muy sano y  nutritivo, aporta vitaminas A, D, E, ácido fólico, B12, hierro, zinc, fósforo, así que para los niños es ideal por su aporte nutricional.
Además tener paté casero en la despensa es muy socorrido, podemos "echar mano" de el para preparar un aperitivo rápido y delicioso.
Ingredientes: 
  • 250 gr de hígados de pollo
  • 1 chalota
  • Un chorrito de brandy de jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada colmada de nata para cocinar
  • Pimienta negra
  • Pimienta de jamaica
  • Sal
  • Hierbas provenzales secas

Elaboración:
1. Pochar la chalota, finamente picada, en una sartén con un poco de aceite de oliva durante 5 minutos.
2. Añadir a la sartén los hígados de pollo limpios previamente lavados y sazonados. Cocinar a fuego medio durante 3 minutos, lo suficiente para que estén hechos por fuera y no por dentro.
3. Triturar los hígados y la chalota con las especias, la nata y el brandy, con la ayuda de un robot de cocina o una batidora hasta conseguir una masa homogénea y fina. Rectifica de sal si fuese necesario.
4. Verter la mezcla en recipientes o tarros y deja enfriar en el frigorífico, si es un día entero mejor.

Consejos:
En vez de hierbas provenzales puedes utilizar las hierbas que más te gusten. Incluso podéis añadirle pimienta verde en grano si os gusta.
Podéis utilizar Jerez, sino tenéis brandy, yo tenía en casa brandy Centenario y fue lo que utilicé.