lunes, 29 de septiembre de 2014

Pastel del diablo


¡Como pasa el tiempo! Hace un año ya que vio la luz este blog, hoy estamos de celebración para festejar que Azúcarglass cumple su primer año y nada mejor para celebrarlo que con todos vosotros, porque todo esto es gracias vosotros azucarglasseros ¡Sí! Mil gracias por seguir el blog día a día, por estar ahí detrás animándome con muestras de cariño, mensajes y comentarios, sin vosotros esto no sería posible y no tendría sentido.
Gracias también a mi familia y amigos, a los que ya tengo acostumbrados a las largas sesiones de fotos antes de la comida, gracias por vuestra paciencia y aguantar mi obsesión por toda clase de cachivaches y artilugios de cocina, gracias por estar dispuestos siempre a probar todo lo que cocino, gracias a mi fan número uno, el Sr. Azúcarglass, porque siempre confía en mi, aún cuando ni yo misma lo hago.

En este año he hecho nuevos amigos, blogueros, cocineros, foodies... todos ellos gente increíble relacionada de una forma u otra con el mundo de la gastronomía. He tenido la oportunidad de asistir a eventos, ferias gastronómicas, congresos, cursos...
De cuánta satisfacción y orgullo me llena cada día este blog, estoy segura lo seguirá haciendo durante mucho tiempo más, porque esto solo acaba de comenzar, nos quedan muchas recetas por delante y quiero invitaros a que sigáis siendo parte de esta maravillosa aventura.

¡Gracias a todos los que habéis sido participes en este maravilloso año!


Para la ocasión he elegido un delicioso pastel del diablo, sacada del libro de Caroline Bretherton titulado "Pasteles, pastas, galletas, merengues, tartas, panes, dulces y salados. Tenía muchas ganas de hacer este pastel tan típico de Norte América u que mejor ocasión que el primer cumpleblog.
Aunque a primera vista os pueda parecer empalagoso, nada que ver ¡Tenéis que probarlo! Sin duda es una de las mejores tartas de chocolate que he probado nunca y desde ahora pasa a ser mi tarta favorita.

Ingredientes:
  • 100 gr de mantequilla a punto pomada, más un poco más para engrasar los moldes
  • 275 gr de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 200 gr de harina con levadura
  • 75 gr de cacao en polvo (Yo usé Valor sin azúcar)
  • 1 cucharada de café en polvo disuelto en 125 ml de agua hirviendo (Yo usé café soluble de Nescafé) o el equivalente a un café expreso frío.
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
Para el glaseado:
  • 125 gr de mantequilla en cubos
  • 25 gr de cacaoen polvo
  • 125 gr de azúcarglass
  • 2 ó 3 cucharadas grandes de leche (Yo puse 2)

Elaboración:
1. Precalentar el horno a 180ºC, engrasar los moldes con la mantequilla y cubrir con harina espolvoreada o utilizar papel sulfurizado para cubrir las bases de los moldes. Mezclar en un bol el azúcar y la mantequilla hasta conseguir una mezcla homogénea y esponjosa.
2. Incorporar a la mezcla los huevo uno a uno, hasta que queden bien mezclados. Añadir la harina, el cacao y la levadura previamente tamizados. En otro bol mezclar el café frío disuelto en agua, la leche y el extracto de vainilla, incorporar a la mezcla alternando ingredientes secos y líquidos. Mezclar muy bien y verter en los dos moldes
3. Hornear durante unos 30 minutos  o hasta que al pichar con la punta de un cuchilla este salga limpio. Una vez horneados, dejar enfriar y reservar.

 Elaboración del glaseado:

1. Derretir la mantequilla a fuego lento en un cazo y añadir el cacao, dejar cocinar durante 1 ó 2 minutos. Dejamos entibiar.
2. Añadir a la mezcla de cacao y mantequilla el azúcarglass previamente tamizado, sin parar de remover, incorporar la leche y mezclar. Al enfriarse espesará.
Con el glaseado, rellenar la unión de los dos bizcochos y cubrir el resto el pastel con una espátula. Decorar con virutas de chocolate rallado.

Consejos: Usar dos moldes de 20 cm.
Mis bizcochos estuvieron listo en 25 minutos, controlad el tiempo, a veces varía un poco en función de vuestro horno.
En la receta original la autora recomienda utilizar batidora eléctrica, pero también se puede hacer a mano con varilla.