miércoles, 22 de enero de 2014

Bizcocho (sin huevos) de baileys y arándanos


¿No os pasado alguna vez querer hacer un bizcocho y no tener huevos? a mí me suele pasar y da una rabia salir de casa a comprar sólo eso y más ahora en invierno con el frío y la lluvia o también me ha pasado ir al súper a comprar los huevos expresamente y regresar a casa con la bolsa llena de todo menos de huevos... 

Así que esta receta es para bajarle los humos al "Sr. Huevo", que se cree el rey de la fiesta, a partir de ahora podéis hacer bizcochos sin contar con él. ¡El rey de la fiesta no será invitado!

Bromas a parte, es muy complicado hacer repostería o una simple tortilla sin huevos, a este reto se enfrentan diariamente los intolerantes o alérgicos a este alimento, teniendo que sustituirlo por otros alimentos o por productos especiales para cocinar sin huevo.

Es un alimento muy común en infinidad de productos alimenticios como bollería industrial, pan, pastas, embutidos, helados, consomés, margarinas, salsas... lo que dificulta la alimentación a estas personas intolerantes o alérgicas al huevo.

No estaba muy segura del resultado de este bizcocho "milagro", pero el sabor y la textura esponjosa es estupenda.


Ingredientes:
  • 400 gr de harina
  • 150 gr de mantequilla
  • 300 gr de azúcar
  • 250 ml de leche
  • 2 sobres de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar de vainilla
  • 50 ml de Baileys
  • Arándanos secos (previamente hidratados)


Elaboración:
1. Mezclar en una bol la harina, el azúcar, el azúcar de vainilla, la levadura y la mantequilla.
2. Añadir poco a poco la leche, el Baileys, los arándanos, mezclar muy bien.
3. Engrasar un molde con mantequilla y luego espolvorear harina, para que sea más fácil desmoldarlo.
4. Meter al horno previamente calentado a 200º, hornear durante unos 35 o 40 minutos.
5. Dejar enfriar unos 10 o 15 minutos y desmoldar.
6. Adornar con azúcarglas espolvoreado.

Consejo: Se puede sustituir el Baileys por zumo de naranja o limón (la misma cantidad, 50 ml) y añadirle ralladura , así que podéis elegir la versión que os gusta más.
Recordad que no podéis abrir el horno mientras el bizcocho está subiendo o se nos desinflará, al final de la cocción si, pero antes no.